Idiomas:

Izquierda a Debate

1. Militarismo, democracia y derechos humanos.

2. Varela, proclamado presidente electo de Panamá.


Tomado de La voz del Sandidismo
La semana después. 17/07/2014
Panamá libre y soberana.
Manifiesto de El Kolectivo sobre el conflicto Palestino – Israelí. 17/07/2014
Comunicado de la SPMG a sus bases.
¡Olé Toro! 16/07/2014
El socialismo es el presente y el futuro.
¡Escuchemos el Grito! 13/07/2014
Por la construccion de un estado de democracia nacional.
Editorial: El desafio del cambio que implica la derrota de C.D. 11/07/2014
Tomado de La voz del Sandidismo Carta abierta al Movimiento Independiente de Refundación Nacional, MIREN. 10/07/2014
Tomado de La voz del Sandidismo
Tesis del pleno de la coordinadora general del Partido del Pueblo. El sujeto partido. 08/07/2014
Tomado de La voz del Sandidismo
Dilemas Istmeños: Seguridad Nacional. 07/07/2014
Detengan la represión contra el pueblo. Río La Villa, Río Santa María... 07/07/2014
Detengan la represión contra el pueblo. ¿Espalda contra la pared? 03/07/2014
Comunicado de la SPMG a sus bases.
Dilemas nacionales: ¡Los profetas! 02/06/2014
Democracia nacional
Pronunciamiento de organizaciones de mujeres respecto a femicidio de Vanessa Rodríguez. 30/06/2014
Panamá libre y soberana.
Comunicado COMENENAL #24. 30/06/2014
Detengan la represión contra el pueblo. Actualidad (s)istmica. 16/06/2014
Comunicado de la COMENENAL a sus bases. Ingenuos y zoquetadas. 16/06/2014

La semana después.

Por: Juan Jované. 17 de julio del 2014.

Jované PresidenteA tan solo una semana de la aplicación de la política de “control de precios de emergencia” del actual gobierno es posible establecer que la misma, dado su diseño y forma de aplicación, dista mucho de ser una efectiva respuesta a los problemas de la población generados por las actividades especulativas.

Si se observa la medida desde el punto cuantitativo se puede concluir que la misma resulta claramente insuficiente. En efecto, tomando como referencia el índice de precios al consumidor del INEC, se puede establecer que los productos alimenticios supuestamente regulados, abarcan apenas al 9.8 por ciento del gasto mensual en consumo de una típica familia panameña.

Más aún, teniendo en cuenta que de acuerdo al INEC las unidades familiares dirigen cerca del 32.1% de sus gastos de consumo al grupo de los alimentos y bebidas, queda clara la incapacidad del la medida gubernamental para reducir significativamente tanto el costo de vida en general, como el de la canasta básica alimenticia en particular. Esto último queda evidenciado si se tiene en cuenta que el actual gobierno, utilizando la ficción de los precios observados, dejó fuera del control precios a productos tan importantes como los siguientes: aceite vegetal, leche fresca, azúcar, plátanos y sal. Además la escasa preocupación del gobierno por la calidad de los productos se refleja en el hecho que para el 41.0% de los productos regulados los comerciantes están autorizados a ofrecer solo la marca de peor calidad.

Vista en su temporalidad la medida resulta inconsistente, ya que la misma entiende que emergencia no expresa urgencia, si no que significa aplicación limitada a un plazo tan corto como lo son seis meses, tiempo que resulta insuficiente para remover la verdadera causa del problema: las barreras económicas y financieras que generan las condiciones de especulación. En este aspecto el gobierno está claramente incumpliendo la Ley 45 de 31 de octubre de 2007, la cual obliga a presentar un plan para eliminar estas barreras. De acuerdo a esta Ley: “junto a la regulación el Órgano Ejecutivo adoptará las medidas que se requieran para eliminar las imperfecciones de mercado”.

En el plano del diseño y la aplicación la medida resulta incoherente. Esto se evidencia en la ausencia de una efectiva obligación legal de los expendedores de vender los productos incluidos en la política de “control de precios de emergencia”, hecho que fue confirmado recientemente por la más alta autoridad de Acodeco. Así mismo, resulta incoherente que el Decreto 165 no haya asegurado un precio de venta adecuado para los productores agropecuarios, dejándolos a merced de los comerciantes especuladores.

En definitiva nos encontramos frente a una política insuficiente, inconsistente e incoherente, pensada más mediáticamente que en términos de justicia y equidad social. Probablemente también diseñada a fin de desviar la atención sobre la inminente elevación del precio de la electricidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Mesa de Redacción de Orientación y Lucha Digital o Web Master