Idiomas:

Izquierda a Debate

1. "Cinco lustros sin la dictadura militar que imperó durante 21 años.."

2. Cuba y Estados Unidos: "¡ni un tantico así!” .


Comunicado de la SPMG a sus bases.
Constituyente con pertinencia. Parte 2. 04/01/2015
El socialismo es el presente y el futuro. Constituyente con pertinencia. Parte 1. 02/01/2015
Por la construccion de un estado de democracia nacional.
¡Hemos Avanzado! 02/01/2015
Todos por Panamá Otra prenda del Ministerio de Economía y Finanzas. 02/01/2015
Detengan la represión contra el pueblo. Los aguinaldos navideños del presidente. 31/12/2014
Paz para el mundo, No a la guerra.
La distensión cubano estadounidense y su contexto. 31/12/2014
Detengan la represión contra el pueblo. Epilogo 2014, preludio 2015. 29/12/2014
Detengan la represión contra el pueblo. Nuevamente el gobierno trata de confundir a la población. 29/12/2014
Comunicado de la SPMG a sus bases.
Comité de Familiares y Amigos de los caídos el 20 de diciembre. 17/12/2014
Democracia nacional
¿Panamá o la Isla de Tortuga? 17/12/2014
La República Oscura. 14/12/2014
Detengan la represión contra el pueblo. Mitin en la Placita de Santiago. 09/12/2014
Constituyente originaria, ¡Ya!. Exigen a la asamblea nacional que se declare el 20 de diciembre día de duelo nacional. 09/12/2014
Tomado de La voz del Sandidismo
MEXICO: ¡QUE COMAN PASTELES! 04/12/2014
Panamá libre y soberana.
Panamá y el poder de las finanzas. 04/12/2014

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Constituyente con pertinencia. Parte 2.

Por: Juan Carlos Mas. 4 de enero del 2015.

20 de diciembre, ¡Duelo Nacional!¿Constituyente o reconstituir el estado?

El régimen representativo actual surge en la historia continental desde el poder local representado por los cabildos. Desde aquel primigenio Cabildo de Santa María la Antigua, pasando por los pronunciamientos independentistas proferidos por los cabildos latinoamericanos, los poderes actuales se han basado históricamente en el poder conferido y delegado por los cabildos.

Hoy se impone una reflexión sobre el secuestro del poder local original lo cual revela una crisis terminal de la modalidad republicana basada en la alternancia de fracciones oligárquica y neo-burguesas.

Las tratativas de introducir reformas electorales  que permitan romper el monopolio partidista  y abrir paso a candidaturas sin partido, ya han dado las últimas boqueadas después del inducido desequilibrio presupuestario de dichas campañas.

En rigor de verdad nunca fuimos optimistas  con respecto a la posibilidad  de que nuestro sistema se auto reforme, ni con actos legislativos cocinados en diálogos sin fin, ni con actos seudo constituyentes.

Si echamos un vistazo a nuestro alrededor veremos que en 1991, la vecina Colombia, pretendió satisfacer  las aspiraciones de todo el país, expresadas en  la petición de una fracción insurgente, en el sentido de que se trabajaran reformas  mediante una constituyente paralela. El experimento  terminó en un documento, bueno para ser colgado  en la pared como un cuadro,  pero que no atajó la oleada de asaltos oligárquicos  expropiando las riquezas del pueblo, y por tanto no detuvo la airada respuesta del pueblo armado

Solo las “constituciones originarias o fundantes”  tienen valor como herramientas   de cambio. Advierto que deliberadamente uso el término de “fundantes” porque no se pretende regresar  a un “Estado original” preñado de propiedades idílicas, sino de actualizar el Estado a los cambios suscitados en el territorio y su población. La vida produce cambios que hacen necesarias nuevas fundaciones.

En la historia universal todo acto fundante  es conducido  por el protagonismo de distintos estamentos que expresan a la sociedad en función de sus organizaciones de trabajo y posición social; recordemos que la diputación estamentaria  estaba en el fondo y forma  de aquella Asamblea Nacional francesa  convocada por el rey Luis XVI  para paliar el descontento del pueblo

Vistas las cosas así, en nuestro país es más fácil para un ciudadano representar a su estamento, en el cual se le conoce por sus ejecutorias. Esto tiene significado para le nominan o diputan mediante un procedimiento sencillo de asamblea de cuerpo o elección de corporación.

En cambio la elección con pertinencia se hace más difícil en un distrito electoral formado por innúmeros convecinos que no se conocen entre sí  y menos las  trayectorias laboral, profesional, obrera, agro productora o campesina, científica, docente, estudiantil, comunitaria, indígena, de defensa ambiental,  y también se extiende esto a los trabajadores de la  vigilancia y seguridad  de la comunidad.

Consideramos que todo este fárrago de propuestas, no  van a terminar en nada,  porque corresponden a una táctica entrópica del sistema, que busca que las  fuerzas de renovación se agoten en el debate

Cuando la población  se asuma como protagonista, entonces deliberará dentro de sus distintos estamentos y buscará conectar las variadas reclamaciones estamentarias mediante la convergencia de sus delegados.

Al ocurrir ello se habrá construido una instancia de deliberación real, generadora de un poder distinto que rivalizara con el poder legislativo actual, legal pero no legítimo. Existirá entonces un poder disociado entre lo viejo y lo naciente. La calidad deliberante de lo nuevo reclamará que se le confirme su capacidad constituyente y asumirá para garantizarla la capacidad ejecutiva. Entonces se producirá el deslinde necesario…

Cómo el debate nacional percibe el nuevo marco que se está creando:

Los medios se hacen eco de las distintas opiniones que reclaman un nuevo marco constitucional para el Estado: Que si constituyente originaria; que si constituyente paralela, etc. El centro del debate no aparece explicado pero todos lo conocemos y es que el Estado actual está agotado y su pervivencia no se cuestiona por sus logros macroeconómicos sino por su incapacidad de generar bienestar, paz y felicidad a la población.

El debate se mezcla, y así debe serlo por el momento, junto a esquemas de salida electoral, pero al agotarse esta etapa debe quedar en el tapete el problema institucional de fondo que es la reconstrucción del Estado Nacional mediante un nuevo pacto fundamental.

El problema de la nueva forma de asociación nacional incluye dentro de sí la fórmula para la renovación de las autoridades, ya que toda Constituyente fundante reclama para sí la dirección administrativa del Estado mientras dure el proceso constituyente. Cuando no lo hace así, como lo fue en el caso de la Constituyente paralela de Colombia se trasforma en un bello ejercicio retorico sin que opere sobre la condición real del Estado.

Cuando los habitantes de un país descubren que no son ciudadanos de condición real y que sus derechos inalienables son secuestrados por una minoría, el único camino que les queda es reclamar para sí el poder total mediante el acto de auto-convocarse, reunirse y ordenar reconstituir. Para ello deben reasumir todos los poderes del Estado para reorganizarlos

Esta situación se impone cuando un grupo usurpa el poder tomando formas autoritarias, o bien de una mascarada ineficaz y prevaricante.

Entonces la tarea que se impone es construir una democracia inusual, novedosa y conectada a las raíces de la sociedad que le concede el mandato mediante diputaciones vinculantes entre las masas mandantes y los voceros del mandato.

Los Estados Latinoamericanos se fundaron sobre la base del protagonismo de los Cabildos. Lo sucesivo, después de la liquidación de la personalidad autónoma de los municipios actuales, es que la nueva institucionalidad surja de otras formas asamblearias que han de expresar la convergencia de todos los estamentos sociales para canalizar las energías sociales hacia un nuevo acto fundante.

El nuevo marco nacional

Un ejemplo de lo que irrumpe con fuerza en el escenario es la pertinencia de la lucha indígena, ella expresa a todas las comunidades no visibilizadas y a las que siendo parte del sistema han sido burladas. En esta escena debemos descubrir la pluralidad y diversidad del país

Las nuevas mayorías están modificando el mapa etnográfico del país por la migración de las grandes masas que abandonan el campo para ir a vivir de las migajas de las sociedades urbanas.

El Estado naciente de la presente crisis es producto en el fondo del agotamiento del sistema y en la superficie expresa la finalización del espejismo de viejas políticas presentadas como nuevas.

El país empezó una subida de loma difícil, la cual debe culminar en la formulación de una nueva representatividad

Para ejemplificar en el día a día la sencillez de la propuesta veamos un caso muy local e inmediato que es la crisis del Seguro Social, causada por direcciones no sujetas al control social que debía ejercer la Junta Directiva.

Esto sucedió porque todos los representantes en la misma debían favores y reciprocidad al régimen que los había nombrado. Esta institucionalidad maltrecha debe resolverse por medio de la diputación directa de los asegurados expresados en sus distintos estamentos. Estos representantes estamentarios no deben ser designados a dedo por el poder estatal ni l a burocracia sindical; ellos deben tener normas para constituirse y hacerse representar de manera uniforme por elección asamblearia. Esto es válido para todos los estamentos llamados a ser representados en las corporaciones públicas.


Mesa de Redacción de Orientación y Lucha Digital o Web Master