Idiomas:

Democracia nacional

Izquierda a Debate

1. Las consecuencias económicas del presidente.

2. Un balance de la gestión de Varela.


Proceso de formación de la nación panameña. 02/11/2016
Panamá soberana
Hacia donde nos debe conducir la constituyente originaria. 01/11/2016
Hasta la victoria siempre. Amargo despertar. 31/10/2016
Constituyente originaria, ¡Ya!. Declaración sobre siria. 31/10/2016
Hacia una patria realmente libre y democrática.
Una mirada retrospectiva al catalanismo. 31/10/2016
Tomado de La voz del Sandidismo
Incorporación de Panamá al sistema imperialista norteamericano. 26/10/2016
Hacia una patria realmente libre y democrática.
El Empirismo versus El Materialismo Dialéctico e Histórico. 26/10/2016
Importaciones, exportaciones y otras imposiciones. 26/10/2016
El socialismo es el presente y el futuro. Tesis sobre el significado del 3 de noviembre de 1903. 24/10/2016
Confiabilidad en el debate de la Renovación Integral. 24/10/2016
Paz para el mundo, No a la guerra.
A un congreso legítimo. 19/10/2016
Hacia una patria realmente libre y democrática.
Editorial: Sobre la renovación de nuestro partido. 19/10/2016
Hacia una patria realmente libre y democrática. Convocatoria a La Coordinadora General del 29 y 30 de octubre. 19/10/2016
Sobre la educación y salud nacional. 11/10/2016
Comunicado Ligia Arreaga.
Salir de Darién y de Panamá, no ha sido nada fácil. 05/10/2016
Panamá soberana
El descalabro de la CSS 2. 03/10/2016
Foto de internetPartido Comunista de Cuba felicita a Rubén. 26/09/2016
Hacia una patria realmente libre y democrática.
Odios sin razones.23/09/201.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Proceso de formación de la nación panameña.

Por: Orientación y Lucha. 2 de noviembre del 2016.Hacia una patria realmente libre y democrática.

Hemos afirmado que Panamá ha sido incorporada al sistema imperialista norteamericano durante los siglos XIX y XX. Además, que para tener una idea correcta del resultado de la interacción de los dos factores, es preciso conocer su naturaleza. Debemos analizar, por tanto, el complejo histórico que era Panamá a comienzos del siglo XIX y a lucha interimperialista que afectó al istmo y que terminó con el triunfo de los Estados Unidos.

Veamos en primer término como había evolucionado la sociedad panameña hasta el siglo XIX.

Panamá fue descubierta, conquistada y colonizada por los españoles. La conquista significó el choque de dos mundos completamente diferentes, que vivían etapas distintas de sus respectivas evoluciones. El mundo indígena no había pasado del comunismo primitivo y (Europa) recién salía del feudalismo. El resultado de la confrontación fue el establecimiento de una nueva sociedad dividida en clases que vivia, en parte sobre la base del trabajo de los esclavos tanto indios como negros, aunque funamentalmente estaba estructura en torno al comercio que se hacia por la zona de la ruta. El sistema de explotación impuesto por los conquistadores hizo nacer desde los primeros años una resistencia armada de parte de negros e indios.

Esta economía no era un sistema único para todo el territorio que hoy forma la base física de Panamá. Había varias zonas económicas que no estaban integradas y que coexistían una al lado de la otra. Es así como podemos señalar la zona de la ruta, cuyos terminales eran la ciudad de Panamá, en el Pacífico y Nombre de Dios y Portobelo, en el Atlántico. Ya desde el siglo XVI el comercio inter-oceánico, através de esta ruta, fue lo fundamental y decisivo para la sociedad panameña. En verdad, la historia de Panamá ha girado y continúa girando en torno a la ruta.

Pero había otras zonas económicas.

La Provincia del Darién, así como la costa del Caribe, veían un cierto desarrollo de la minería. Las sabanas de la vertiente del Pacífico de las Provincias Centrales estaban dedicadas a la agricultura y a la ganadería. Y al lado de todo esto, las zonas indígenas donde se mantenía una economía a base de la caza, la pesca y de una agricultura atrasada, de auto-consumo. Es decir, en Panamá no había una estructura económica única, sino que se daba el fenómeno de poliestructura.

Sin embargo, lo que realmente caracteriza a Panamá, lo que le da su carácter único y distinto en América, es que su situación su forma geográfica y su relieve, la convierten en el lugar ideal para establecer la comunicación entre el Atlántico y el Pacífico. Esto es lo que explica que durante casi todo el período colonial bajo el dominio de España, el Istmo fue por encima de todo, un país-ruta, un país destinado a que por su parte más angosta circularan las mercaderías y el oro entre España y las Colonias del Pacífico Sur. Es ya de conocimíento común el esplendor de las Ferias de Portobelo, que florecieron especialmente durante el siglo XVII. Por lo tanto! en Panamá se dio ya desde los siglos coloniales, el capitalismo comercial.

Panamá ha estado ligada siempre al comercio mundial y esta vinculación no sólo ha tenido efectos económicos sobre todo el Istmo, sino que ha condicionado ciertos aspectos de la sociedad y de la cultura del Istmo.

En cuanto a la población, se fue produciendo una mezcla entre los distintos grupos étnicos y de sus respectivas culturas, a tal grado que ya en el siglo XVIII, Panamá presentaba ciertos tipos humanos con rasgos distintivos. Sin embargo, existían áreas geográficas apartadas en donde se conservaba el pueblo indígena con sus instituciones, costumbres y tradiciones. No había, por tanto, una verdadera y completa integración étnica.

En el plano de la cultura intelectual, predominaban los elementos de procedencia española, como el idioma español, la religión católica y la filosofía imperante en España.

Era indudable que nuestra sociedad, como pasaba a otros pueblos latinoamericanos, había iniciado ya un proceso de integración nacional.

Cuando el Imperio Español empezó a resquebrajarse a principios del siglo XIX, surgieron una serie de estados independientes a lo largo de toda la América Latina. Panamá también proclamó su independencia el 28 de Noviembre de 1821, pero en el mismo momento y acto, decidió unirse a la Gran Colombia, una nación que incluía lo que hoy es Colombia, Venezuela y Ecuador, creación del genio de Bolívar. Los panameños pensaron que era preferible formar parte de aquel Estado, que aparecía como una entidad poderosa de brillante futuro.

Pero no pasó mucho tiempo antes de que la Gran Colombia se desintegrase, ya que se produjo la separación de Venezuela y Ecuador. Cuando Panamá intentó hacer lo mismo (1830), Colombia lo impidió. En esta forma, ahora de manera no totalmente voluntaria, nuestro país continuó siendo parte de Colombia, durante el siglo XIX. Es en este período cuando aparece ante los sectores dirigentes de Panamá, la idea clara de que no se logrará verdadero desarrollo del país, sino obteniendo, o una forma de autonomía política, o su independencia. Se produce constante lucha para lograr una de esas dos cosas. En 1830, Panamá se separa de Colombia, pero retorna a su lado, posteriormente. En 1840-1841 fue República independiente, incluso con representaciones diplomáticas en el exterior. En 1855, logra que se le conceda el status de Estado Federal, con el nombre de Estado de Panamá (dentro o en el seno de Colombia).

¿Cuál era la causa profunda de esa permanente lucha de los panameños por su independencia o por la autonomía? La explicación se halla en lo siguiente: básica y objetivamente se producía en las relaciones entre Bogotá y el Istmo de Panamá, una contradicción que debía ser resuelta más tarde o más temprano. Esa contradicción puede ser explicada así: Por todos sus antecedentes históricos y por su circunstancia geográfica, Panamá estaba ligada al desarrollo de la economía y del comercio mundial, en un grado que no era el mismo para las demás regiones o provincias de la República de Colombia y esto creaba incomprensión de parte del Gobierno Central, en relación con los verdaderos y propios intereses de Panamá que se individualizaban por un desarrollo específico de las fuerzas productivas.

Así las cosas, los panameños recibieron siempre con entusiasmo toda iniciativa o proyecto que tratase de aprovechar sus especiales condiciones geográficas. Y estos proyectos surgían en cada momento, sobre todo en países europeos y en Estados Unidos.

Dos obras despertaron las esperanzas panameñas de mejores días: la construcción del Ferrocarril a través del Istmo, y la iniciación de los trabajos del Canal de Panamá. La primera fue llevada a cabo exitosamente por capitalistas de los Estados Unidos en el período 1850-1855, Y la segunda, estuvo patrocinada por el Gobierno Francés, pero corría a cargo de una compañía privada.

Hacia finales del siglo XIX, algunos hechos fundamentales y de extraordinaria proyección, llevaron a los panameños a pensar, una vez más, en constituirse en estado independiente. Mencionaremos tres de esos hechos: a) El proyecto francés de hacer el Canal a nivel, terminó en un sonado fracaso que produjo seria crisis económica y grave desilusión entre todos los sectores de la sociedad panameña; b) A finales de la centuria, Colombia se sumió en otra guerra civil, más cruel y despiadada que las anteriores. Fue la llamada “Guerra de los Mil Días” (1899-1902), en la cual participaron los panameños sosteniendo y defendiendo la causa liberal. Esta contienda provocó la ruina de Panamá por la irracional destrucción de riquezas y de fuerzas productivas, llevada a cabo por ambos bandos en lucha. Su desenlace militar, o sea la derrota de la Revolución Liberal, significó para Panamá el fin de la ilusión que se había abrigado en el sentido de lograr a través de su incorporación a la guerra, o bien su autonomía, o bien su separación, lo que llevó a ciertos sectores a plantear en forma franca la imposibilidad de continuar unidos a Colombia; y c) El rechazo, por parte de Colombia, de un proyecto de Tratado con los Estados Unidos, que el Senado colombiano estimó inaceptable y en función del cual, Estados Unidos conseguiría la autorización legal colombiana para construir el Canal, ya que los esfuerzos franceses habían resultado fallidos. Estos tres hechos -entre otros de menor importancia-obligaron a muchos panameños a plantearse –una vez más- el problema del futuro económico y político del Istmo. Pero, como veremos más adelante, esta situación no fue resuelta en función de los legítimos intereses del pueblo de Panamá, ni de acuerdo con sus propias perspectivas, sino en función de los intereses del imperialismo norteamericano.

En la separación de Panamá de Colombia se resolvieron parcialmente las aspiraciones panameñas, pero en el fondo se sustituyó el poder central colombiano por la opresión imperialista. Y esto nos lleva al otro factor en juego: la época, caracterizada por el predominio mundial del Imperialismo.

Para nuestro país, esto se tradujo en la presencia y la política del imperialismo inglés, del imperialismo francés y del imperialismo norteamericano. Debemos analizar, ahora, su acción en Panamá.

Tomado del Libro "Panamá 1903 - 1970

Nación - Imperialismo.

Fuerzas Populares y Oligarquía

Crisis y camino revolucionario."


Mesa de Redacción de Orientación y Lucha Digital o Web Master