Idiomas:

Democracia nacional

Izquierda a Debate

1. Las consecuencias económicas del presidente.

2. Un balance de la gestión de Varela.


Hacia una patria realmente libre y democrática.
Contra la Corrupción. 04/02/2017
Nefastos poderes. 17/01/2017
El socialismo es el presente y el futuro. A los 53 años de los sucesos del 9 de enero de 1964. 09/01/2017
Seguridad y soberanía alimentaria. 04/01/2017
Paz para el mundo, No a la guerra.
La batalla por La Estrella y El Siglo. 04/01/2017
Hacia una patria realmente libre y democrática.
A defender lo nuestro. 30/12/2016
Hacia una patria realmente libre y democrática. 20 de diciembre. 21/12/2016
La importancia del debate. 21/12/2016
Comunicado Ligia Arreaga.
La democracia de liberación nacional con justicia social es el rumbo. 20/12/2016
Panamá soberana
Después de 27 años. 20/12/2016
Foto de internetEl trauma y las secuelas psicológicas de la invasión de los Estados Unidos a Panamá. 20/12/2016
Hacia una patria realmente libre y democrática.
Varela y la CSS: una decisión equivocada y peligrosa.07/11/201.
Proceso de formación de la nación panameña. 02/11/2016
Panamá soberana
Hacia donde nos debe conducir la constituyente originaria. 01/11/2016
Hasta la victoria siempre. Amargo despertar. 31/10/2016
Constituyente originaria, ¡Ya!. Declaración sobre siria. 31/10/2016
Hacia una patria realmente libre y democrática.
Una mirada retrospectiva al catalanismo. 31/10/2016
Tomado de La voz del Sandidismo
Incorporación de Panamá al sistema imperialista norteamericano. 26/10/2016

Contra la Corrupción.

Por: Orientación y Lucha. 4 de febrero del 2017.

Hacia una patria realmente libre y democrática. Después de 26 años de hegemonía del modelo económico neoliberal y su soporte político institucional, implantado por la oligarquía de vuelta al poder como resultado de la invasión perpetrada por el ejército norteamericano, se acentúa el proceso de agudización de la crisis política y social en el país. Es evidente la relación directamente proporcional entre el avance de este proceso de crisis y el incremento de las prácticas corruptas y mafiosas en la gestión de los distintos gobiernos de este periodo, que han penetrado toda la estructura del Estado.

Es larga la cadena de actos de corrupción denunciados durante estos años, produciéndose una saturación de impotencia frente a la incapacidad del órgano judicial de actuar según lo exige el desarrollo de los acontecimientos y la impunidad resultante, privilegiando con libertades espurias a responsables de estos actos denunciados públicamente, como lo fue el caso CEMIS. El detonante de esta acumulación ha sido los casos de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht, que a pesar de haber sido un “secreto a voces”, tuvo la necesidad de la mano externa de las instituciones del imperio norteamericano para sacar la espoleta de la granada delictiva y ponerla sobre la mesa del país. Es así, frente a la explosión, como las fuerzas internas del orden jurídico, en particular la procuraduría, inician el trabajo restante.

Querer abordar este problema, de la corrupción, sin analizar sus causas es hacer el juego a los verdaderos responsables de este engendro. No hay duda que todo esto es resultado de la caducidad estructural del Estado, que se expresa de manera palpable en el colapso del sistema jurídico e institucional político, hoy sin posibilidad alguna para dar respuestas oportunas y justas a los problemas y conflictos complejos que enfrenta en nuestros días la sociedad panameña.

Todo esto es consecuencia del modelo económico neoliberal de desarrollo impuesto por el capital financiero nacional y transnacional especulativo, que incluyó en particular la reducción del Estado a la mínima expresión para que las leyes ciegas del mercado determinasen las decisiones económicas y políticas a seguir. Esto “ha dejado al zorro dentro del gallinero”, que ha destruido con su voracidad y en su encierro el ordenamiento urbano, la base productiva agraria y de la industria nacional, empobrecido las capas medias y corrompido las instituciones públicas mediante el soborno, los sobre costos, las coimas y las “donaciones” a los programas gubernamentales.

El resultado de este modelo de desarrollo ha sido, por una parte la acumulación por despojo, impulsado por la plutocracia entreguista y antinacional, que ha conducido a la exclusión a amplios sectores sociales y nos ha hecho más dependientes de las relaciones neocoloniales, que se verán incrementadas con la nueva administración yanqui. Y por otra parte, la parálisis funcional del sistema estatal, el cual se mueve solamente por la ilegitimidad del dinero o por la presión de la calle.

El Partido del Pueblo se hace eco del sentir popular, el cual demanda que de inmediato:

  • se encause a la empresa Odebrecht condenándola a devolver los dineros del pueblo apropiados mediante los sobrecostos y adendas amañadas;

  • se investigue a todos los vinculados en este entramado de corrupción que incluye a otras empresas, como ya quedó demostrado en el caso de Hidalgo & Hidalgo y el proyecto de Riego de Tonosí;

  • se castigue a los culpables, recuperando los dineros mal habidos;
  • se elimine la figura de “casa por cárcel” a los que resulten condenados por corrupción; y

  • se apruebe una nueva Ley de Contrataciones Públicas, que corrija las falencias y trampas que permite la actual y que impida la participación en negocios con el Estado de empresas y/o individuos involucrados nacional e internacionalmente en actos de corrupción.
Por todo lo anterior, el Partido del Pueblo, el Partido de los comunistas panameños, participará junto a sus militantes, amigos y pueblo en general en la gran movilización nacional del miércoles 25 de enero del año en curso, contra la corrupción y la impunidad.

Alto a la corrupción y a la impunidad, castigo a los corruptos, caiga quien caiga!

Moisés Carrasquilla Vásquez
Coordinador General
Presídium de la Coordinadora General
Partido del Pueblo


Mesa de Redacción de Orientación y Lucha Digital o Web Master