Idiomas:

Democracia nacional

Izquierda a Debate

1. Las consecuencias económicas del presidente.

2. Un balance de la gestión de Varela.


Hasta la victoria siempre. La lucha contra la corrupción solo es una parte. 10/02/2017
Constituyente originaria, ¡Ya!. La economía panameña. 10/02/2017
Hacia una patria realmente libre y democrática.
El terrorismo de Occidente. 10/02/2017
Tomado de La voz del Sandidismo
¿Arde el rancho? 10/02/2017
Hacia una patria realmente libre y democrática.
Contra la Corrupción. 04/02/2017
Nefastos poderes. 17/01/2017
El socialismo es el presente y el futuro. A los 53 años de los sucesos del 9 de enero de 1964. 09/01/2017
Seguridad y soberanía alimentaria. 04/01/2017
Paz para el mundo, No a la guerra.
La batalla por La Estrella y El Siglo. 04/01/2017
Hacia una patria realmente libre y democrática.
A defender lo nuestro. 30/12/2016
Hacia una patria realmente libre y democrática. 20 de diciembre. 21/12/2016
La importancia del debate. 21/12/2016
Comunicado Ligia Arreaga.
La democracia de liberación nacional con justicia social es el rumbo. 20/12/2016
Panamá soberana
Después de 27 años. 20/12/2016
Foto de internetEl trauma y las secuelas psicológicas de la invasión de los Estados Unidos a Panamá. 20/12/2016
Hacia una patria realmente libre y democrática.
Varela y la CSS: una decisión equivocada y peligrosa.07/11/201.
Proceso de formación de la nación panameña. 02/11/2016
Panamá soberana
Hacia donde nos debe conducir la constituyente originaria. 01/11/2016

La lucha contra la corrupción solo es una parte.

Por: Juan Carlos Mas C. 10 de febrero del 2017.

Hacia una patria realmente libre y democrática.Reiteramos el desarrollo del título del presente artículo: la lucha contra la corrupción no es un norte en sí misma. No se equivoque pues, quien el título lee, estoy diciendo que la lucha contra la corrupción es útil cuando se ejerce en función de la obtención de un objetivo preconcebido como plan.

Iniciamos por dar por sentada una verdad histórica y universal: En todo tipo de sociedad independientemente de la cultura y la geografía existe la probabilidad de que se den casos de corrupción.

No deseamos entrar en disquisiciones filosóficas con respecto a conductas inherentes al ser humano, sino desarrollar el tema de la oportunidad que se ofrezca al desarrollo de la corrupción.

El egoísmo atávico es el que hace que las crías se peleen intentando desplazarse alrededor de la ubre de la madre. Posteriormente los humanos mediante el desarrollo de la cultura nos colocamos por encima de la animalidad y nos permitimos el desarrollo de la ética de la equidad. Pero esta tiene reglas y las reglas tienen  el objetivo de garantizar ordenadamente el bienestar de todos. Si el sistema no tiene objetivos precisados entonces florece la oportunidad de la corrupción porque prima el albedrio de cada uno.

Para establecer un símil natural si mantenemos un extenso prado dedicado a campo de golf, o a cultivos, tendremos que ir limpiándolo de la maleza o yerbajos que periódicamente nacen y afectan nuestros objetivos. Nadie limpia la maleza solo por limpiarla porque sería un trabajo desgastante y en vano porque volvería a brotar la mala yerba.

De igual forma los  sentidos reclamos de la sociedad con respecto a la presumida corrupción en la Caja de Seguro Social han venido reiterándose en todas las administraciones, lo que demuestra la capacidad de la corrupción para reciclarse.

En la actualidad he seguido con atención y respeto las diversas denuncias que hacen los gremios médicos sobre la corrupción imperante en el sistema; no obstante estas denuncias no vienen acompañadas de otras propuestas sobre el sistema de organización institucional vigente y la necesidad de un cambio en el modelo de atención orientándolo sobre la base de los paradigmas de oportunidad, disponibilidad, eficiencia, eficacia y continuidad garantizada. Lógicamente este resultado necesita una inversión de la configuración de la estructura de la atención actualmente basada en la atención especializada. Sin este cambio en la orientación de las demandas gremiales, del gran público y de las autoridades motivadas, aunque se tengan  éxitos en las denuncias, solo cabe esperar que la corrupción vuelva a surgir en otro tiempo y con otras gentes.

Comentando estas ideas con un colega me insistió: “recuerda también la calidez de la atención”, lo menciono pero la calidez es un resultado formativo de la educación y no es adjudicable a las dificultades organizacionales.

Solo la adopción de un plan de gran aliento con respecto al desarrollo institucional, que de por sí la haga fuerte y defendible, permitirá entonces desarraigar los yerbajos de las acciones corruptas en función de cómo ellas entorpecen el plan.

Lo anterior significa que la denuncia de corrupción sin levantar un programa de fortalecimiento institucional que encierre también una corrección de la forma como se ofrecen tradicionalmente los servicios es solo un ejercicio retorico

Por lo anterior se debe empezar por la orientación del trabajo y en función de ella definir donde se necesita la depuración.

Lo anterior no significa abandonar las campañas anticorrupción porque ellas son un arma táctica que cementa la unidad entre la población reclamante, pero solo el programa de cambios en el modelo de atención y de servicios concurrentes tiene valor estratégico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Mesa de Redacción de Orientación y Lucha Digital o Web Master